Make your own free website on Tripod.com

Medicina de menores 1

 

[home][guias][cartelera][tutoriales][enlaces]

 

T U T O R I A L E S

 

 

Técnica de extracción de líquido cefalorraquídeo.

Prof. Luis E. Ruiz Romero.

Tutorial elaborado por los estudiantes del 9no Semestre DCV-UCLA: G. Segnini, M. Rojas, M. Sequera, A. Rondon         (última actualización Febrero de 2004)

 

 

El liquido cefalorraquídeo (LCR) es un ultra filtrado transparente e incoloro del plasma sanguíneo, que tiene su origen principalmente en los plexos coroides de los ventrículos encefálicos y llena las cavidades de los ventrículos, el canal centromedular, el espacio sub-aracnoideo y los espacios perivasculares. Este liquido es de vital importancia para el metabolismo del Sistema Nervioso Central (SNC), y lo protege contra traumas externos por formar una capa liquida en el espacio sub-aracnoideo.

 

El LCR se produce de modo continuo, tiene una baja densidad (1.004 – 1.008), es pobre en proteínas y contiene cantidades relativamente elevadas de NaCl y K, además posee cierta cantidad de células en descamación y linfocitos. Estas características se pueden ver alteradas fundamentalmente en patologías de las áreas mas externas del SNC, mientras que afecciones mas profundas no producen ninguna alteración.

 

La indicación clínica para una extracción de LCR y su posterior análisis se da cuando, a pesar de un exhaustivo examen clínico y las pruebas ordinarias de laboratorio y/o radiología, no se aclara totalmente la causa o el grado de un proceso patológico que afecte al SNC.

 

La extracción del LCR se realiza mediante una punción en el espacio sub-aracnoideo, la cual puede ser realizada en la región occipital (cisterna magna) o en la región lumbar (cisterna lumbar). En cada caso la preparación del paciente incluye asepsia y antisepsia de la zona donde se realizara la punción y una medicación anestésica, la cual se adaptara a las condiciones individuales de cada paciente. La técnica especifica para cada caso se describe a continuación.   

                   

 

EXTRACCIÓN ALTA (CISTERNA MAGNA) DE LCR.

 

Fig.1

 
 

 

1.      Campos quirúrgicos.

2.      Anestesia y preanestesia.

3.      Aguja espinal calibre 20 – 22 de 1,5 a 2,5 pulgadas.

4.      Jeringa.

5.      Tubos de ensayo para envío al laboratorio.

6.      Manómetro (opcional)                                                                                                           Fig.2

 

1.      Realizar asepsia y antisepsia de la región cervical dorsal, desde un punto 2 cm rostral a la protuberancia occipital externa y hasta la altura de la 3era vértebra cervical. (Fig.3)

 

 Fig.3


 

2.      Administras fármacos anestésicos y preanestesicos.

3.      Colocar al paciente en decúbito lateral, procurando que el raquis este paralelo a la mesa de trabajo. (Fig. 4)

 

 (Fig. 4)

 

4.      El punto exacto de punción se determina al palpar las alas del atlas con los dedos pulgar y medio, y la protuberancia occipital externa con el dedo índice, formando un triangulo. El área de inserción de la aguja será una pequeña depresión ubicada en el centro de dicho triangulo. (Fig. 5)

 

 Fig. 5

 

5.      Flexionar la cabeza ligeramente y colocar la aguja, con el bisel en dirección craneal, en el centro del triangulo. (Fig. 6)

 

 Fig. 6

 

6.      Introducir en forma perpendicular y suavemente la aguja hasta que se ingresa al espacio sub-aracnoideo. (Fig. 7)

 

 Fig. 7

 

7.      La confirmación de que nos encontramos en el sitio exacto se da cuando hay salida de LCR por la aguja, se deja fluir un poco de liquido para evitar que queden restos de sangre en la muestra y puedan alterar el diagnostico. (Fig. 8)

 

 Fig. 8

 

8.      Conectar a la aguja una jeringa y extraer de 1 a 3,5 ml de LCR en perros grandes o 0,5 a 1,5 en perros pequeños y gatos. En este punto también se puede conectar a la aguja un manómetro para medir la presión del LCR (Normal de 50 a 140 mmH2O ). También se pueden inyectar medios de contraste para la realización de mielografias.

9.      Extraer la aguja lentamente.

10. Realizar una cura local.

11. Enviar las muestras al laboratorio para su respectivo análisis.

 

EXTRACCIÓN BAJA (CISTERNA LUMBAR) DE LCR.

 

 

 Fig. 9

 

 

1.      Campos quirúrgicos

2.      Anestesia y preanestesia.

3.      Aguja espinal calibre 20 – 22 de 2,5 a 3,5 pulgadas.

4.      Jeringa.

5.      Tubos de ensayo para envío al laboratorio.

6.      Manómetro (opcional)

                

 

                                                                                                                                                         Fig. 10

 

 

1.      Realizar asepsia y antisepsia de la región lumbar dorsal en la cual se pretende hacer la punción.

2.      Administras fármacos Anestésicos y preanestesicos.

3.      Colocar al paciente en decúbito lateral, con el raquis ligeramente flexionado y en posición perpendicular a la mesa de trabajo.

4.      Palpar cuidadosamente los procesos espinosos de las vértebras lumbares 5 o 6 (L5 en una punción L4-L5 o L6 en una punción L5-L6) (Fig. 11)

 

  Fig. 11

 

5.      Colocar la aguja espinal en dirección craneal y con el estilete en dirección caudal y formando un ángulo de 45 º en el espacio intervertebral elegido.  (Fig. 12)

 

 Fig. 12

 

6.      Introducir la aguja con lentitud en dirección cráneo-ventral y hacia la línea media en la dirección del ínter espacio L4-L5 o L5-L6 hasta percibir un ligero “chasquido”, característico cuando la aguja penetra el lig amarillo y la duramadre. (Fig. 13)

 

 Fig. 13

 

7.      En este punto debería fluir LCR por la aguja, se realiza el mismo procedimiento de recolección descrito para la punción alta, con la particularidad de que en estas regiones solo se obtienen pequeñas cantidades de liquido (de 0,5 a 2,5ml).(Fig. 14)

 

  Fig. 14

 

8.      Retirar la aguja lentamente.

9.      Realizar una cura local.

 

POSIBLES COMPLICACIONES

 

 

FACTORES A CONSIDERAR ANTES DE LA EXTRACCIÓN DE LCR.

 

·        Propósito:  

Ø      Obtener liquido para la evaluación diagnostica.

Ø      Introducir medios de contraste en el liquido cefalorraquídeo.

Ø      Introducir agentes terapéuticos en el liquido espinal.

·        Indicaciones

Ø      Exploración neurológica anormal.

Ø      Epilepsia.

Ø      Fiebre recurrente.

Ø      Dolor crónico.

·        Contraindicaciones:

Ø      Traumatismo reciente del SNC.

Ø      Disminución rápida del nivel de conciencia.

·      Ventajas:

Ø      Las punciones del LCR son seguras, baratas y cuando son positivas son muy útiles.

·        Desventajas:

Ø      Normalmente se necesita anestesia en animales pequeños.

Ø      En las enfermedades de la medula espinal se prefiere la punción lumbar, que ese técnicamente  mas difícil que la punción de la cisterna magna.

Ø      Con frecuencia, la punción del LCR no es diagnostica, excepto en las enfermedades inflamatorias.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

·        S. Sisson, J.D. Grossman. Anatomía de los Animales Domésticos. 5ª edición.

·        L.C. Junqueira, J. Carneiro. Histología Básica. 3era edición.

·        H.- Dieter  Dellmann. Histología Veterinaria. 2da edición.

·        Theresa Welch Fossum. Cirugía en Pequeños Animales.

·        Sthephen J. Ettinger, Edwar C. Feldman. Textbook of Veterinari Internal Medicine. Fifth Edition.

·        Helmunt Kraft. Métodos de Laboratorio Clínico en Medicina Veterinaria de Mamíferos Domésticos.

·        Rhea V. Morgan. Clínica de Pequeños animales. 3era edición.